Beneficios de la lactancia materna en dientes y cara del bebé

Beneficios de la lactancia materna en dientes y cara del bebé Beneficios de la lactancia materna en dientes y cara del bebé Tident

Hace unos años me invitaron a unas jornadas sobre la lactancia materna en Extremadura. Os voy a contar y resumir un poquito la importancia que tiene optar por la lactancia materna y no el biberón, siempre y cuando se pueda.

Son muchísimos los beneficios de la lactancia natural, que es la que realizan el resto de los mamíferos. A nivel general la madre le transmite al bebé, a través de la leche, defensas que lo protegen de enfermedades infecciosas y crónicas, dándole protección inmunológica .Disminuye la frecuencia y gravedad de alergias tanto respiratorias como alimentarias, así como la incidencia de muerte súbita, reduce la mortalidad infantil por proteger al bebé de diarreas y neumonía y, en el caso de padecer esas enfermedades, favorece una recuperación más rápida. Por las características de la grasa de la leche materna, se aumenta la absorción del calcio, por lo que será también bueno para el desarrollo de los dientes.

Y en lo referente a salud dental, el dar el pecho a vuestro bebé hará que tenga que esforzarse más, desarrollando más los músculos de la cara. Algunos músculos son el doble de fuertes en el bebé durante la lactancia que en el adulto. Al utilizar más los músculos y fortalecerlos hará que desarrolle más la anchura del paladar, ya que además, el bebé respirará por la nariz durante el amamantamiento, favoreciendo que las trompas de Eustaquio se abran y disminuyan los problemas respiratorios y la respiración por la boca, que hace que los niños tengan paladares estrechos más adelante, con forma alargada y problemas de apiñamiento en los dientes.

Con la lactancia materna puedes prevenir:

  • La resistencia del esmalte y tejidos duros del diente, por lo que se previene la caries ( hay que tener buena higiene en el niño siempre, os contaré cómo y por qué otro día).
  • Alergias y problemas respiratorios que favorecen la respiración bucal y el mal desarrollo del paladar, el resalte.
  • Que la mandíbula se vaya hacia adelante y coincidan mejor la parte superior y la inferior, que tengan mejor mordida.
  • Al desarrollarse más y mejor los maxilares, cuando salgan los dientes se colocarán mejor y estarán más alineados, al tener más espacio.
  • Se puede disminuir hasta en un 50% el apiñamiento de los dientes, el resalte del maxilar ( de la parte de arriba de la boca), la mordida cruzada posterior ( cuando en la parte de las muelas los dientes de arriba están por dentro de los de abajo, al revés de cómo deberían estar), la mordida abierta (cuando los dientes de arriba no cubren a los de abajo por la parte de delante, muy frecuente en el uso del chupete o cuando se chupan el dedo).

Os dejo unas fotos porque viendo una imagen lo entenderéis mucho mejor. Estamos a vuestra disposición para aclarar cualquier duda al respecto y ayudaros en lo que nos sea posible.

Mª José Iglesias Rosso.

Colegiado nº 374. Directora de TIDENT, Terrón-Iglesias Dental

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

"Salud de Hoy" la revista de Tident

Revista "Salud de Hoy" Tident, Otoño 2017

Directorio de revistas

Información de contacto

Clínica de Cáceres:
Avda. Virgen de Guadalupe 7,
1º, Local 10
 Tlf: 927 225 561

Clínica de Miajadas:
Calle Martín Cerezo, 1 - Bajo
 Tlf: 927 161 024

facebook logo button
youtube logotype