¿Por qué hay que arreglar los dientes de leche?

Diciembre 12, 2014

La dentición temporal o de leche esta formada por 20 piezas dentales. Comienza con la erupción de los incisivos inferiores a partir de los 6 meses de edad y acaba con la salida de los segundos molares temporales sobre los dos años.

¡SON LOS DIENTES CON LOS QUE SE ALIMENTARAN NUESTROS HIJOS HASTA QUE SE SUSTITUYAN POR LOS DEFINITIVOS! Y ese recambio se termina sobre los 12 años de edad.

¿QUÉ ES LA CARIES?

La caries dental es una infección del diente, una enfermedad bacteriana destructiva de las estructuras dentales producida por una serie de microbios que viven en nuestra boca. Las caries son, además, la enfermedad crónica infantil más común.

¿A PARTIR DE CUÁNDO APARECE?

La caries de la primera infancia o “ Caries del Biberón“ puede producirse desde el mismo instante en que aparecen los primeros dientes en la boca del niño. Desde ese mismo instante se debe empezar la limpieza bucal de sus dientes con una pequeña gasa húmeda.Cuanto más se tarde en iniciar los procesos de higiene dental, más probabilidades tendrá el niño de presentar caries. La Sociedad Española de Odontopediatría (S.E.O.P.) defiende que la primera visita al dentista se realice al primer año de vida.

En TIDENT aconsejamos la primera visita a los tres años de edad.

¿CÓMO SE VEN LAS CARIES?

La caries la tiene que diagnosticar el dentista y, en el caso de los niños, el especialista en odontopediatría en las revisiones periódicas que deben hacerse cada 6 meses.

Cuando los padres la observan suele ser en la fase mas visible por la destrucción y socavón en el diente. La primera señal es la aparición de un cambio de color en el diente que se vuelve blanquecino y sin brillo. En una fase más avanzada se observa y un borde amarillo, marrón o negro a nivel de la zona con caries. En la fase mas visible, aparece la perdida de sustancia y el socavón del esmalte, que se acaba rompiendo y si llega a los tejidos del interior del diente, al nervio, se forma pus como consecuencia de la infección y aparece un flemón.

La caries se suele iniciar en los sitios de retención de comida, por eso los molares, que son los dientes por los que se mastica y en los que es más habitual que se depositen los alimentos, son los más susceptibles de padecer esta enfermedad.

¿QUÉ HABITOS LA PROVOCAN?

El principal amigo de las caries es la falta de una higiene correcta. Para su aparición tiene que haber un medio oral ácido y todo aquello que pueda provocar un pH ácido es potencialmente peligroso. Por ejemplo las chuches, los caramelos, las bebidas de cola y refrescantes, los zumos con azúcares añadidos que les llevamos a la guarderia, incluso el pan, la bolleria y la pasta porque son harinas y en su metabolización se producen azúcares que, al descomponerse, producirán ácido.

La dieta ha de ser muy variada huyendo de los abusos y de las comidas monotema , como los niños que sólo comen pizza o macarrones, por ejemplo, la fruta, de hecho, es muy buena porque tiene fibra y ayuda a limpiar los dientes. Comerse una manzana es de lo mas saludable para los dientes de los niños y de los adultos.

¿ES CONTAGIOSA?

Los microbios que provocan las caries son adquiridos. El bebe nace con la boca estéril y poco a poco se invade de gérmenes. Por eso es muy importante que las personas de alrededor tengan la boca lo más sana posible, para no contagiar al niño. No se puede utilizar la boca de los adultos como mecanismo de limpieza de un chupete, la tetina del biberón o una cuchara, ni cortarles los alimentos con nuestra propia boca y luego dárselos. Besar a los pequeños en la boca también es una fuente de transmisión de bacterias. Simplemente el intercambio de saliva podrá transferir estos gérmenes a la boca del pequeño.

¿PUEDE AFECTAR AL DIENTE DEFINITIVO?

Cualquier infección en el diente temporal que progrese por la raiz creará una bolsa de pus que afectará al diente permanente. A veces los dientes definitivos salen con malformaciones, manchas o lesiones secundarias a la infección que tuvo el diente de leche en su día y no se trató de forma adecuada. Por ello, es un gran error pensar que, como los dientes de leche se van a caer, no hay que preocuparse por su cuidado.

Cualquier infección en el organismo, en este caso en la boca, puede provocar afecciones cardíacas en pacientes que han tenido problemas vasculares, cardiopatias congénitas o fiebres reumáticas.

Hay que llevar a los niños al especialista en odontopediatría cada 6 meses para que les revisen los dientes y poder prevenir las posibles enfermedades que pudieran tener en sus bocas.

En TIDENT les responderemos a sus dudas, les informaremos de las medidas preventivas aconsejables y de las tecnicas de higiene que deben utilizarse según la edad del niño y cómo realizarlas.

Dra. Mª JOSÉ IGLESIAS

Directora de C.I.O. TIDENT

Deja un comentario