fbpx

¿Aprietas y rechinas los dientes?

Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de ello, tanto durante el día como durante la noche. Puede producirse en niños y en adultos.

¿QUÉ ES EL BRUXISMO?

Es el hábito involuntario de rechinar o apretar los dientes produciendo una sobrecarga permanente que puede dañar los dientes, músculos, tejidos y otras estructuras alrededor de la mandíbula.

¿CÓMO SABER SI LO PADEZCO?

Responda al siguiente cuestionario: 

¿Le dicen que aprieta o rechina los dientes mientras duerme? 

¿Siente dolor, rigidez o molestias en la mandíbula al despertarse? 

¿Tiene dificultad para abrir la boca o escucha un sonido de «click» al abrir la boca por primera vez al despertar?

¿Se despierta con los músculos faciales doloridos o con dolores de cabeza?

¿Tiene sensibilidad en los dientes a las cosas frías, calientes o dulces? 

¿Siente dolor de oídos, ruidos en los oídos o taponamiento en uno o ambos oídos? 

Si ha respondido afirmativamente a una o más preguntas, debería consultar a su dentista.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

No hay una causa exacta, sino una mezcla complicada de factores como el nivel de stress que tenga la persona, la mala posición de los dientes y que estén mal alineados, la postura, la capacidad de relajarse, la dieta, los hábitos al dormir y factores psicológicos como la ansiedad, frustración, tipos de personalidad agresiva, competitiva o hiperactiva. En algunos casos el bruxismo no es causado por stress o problemas dentales y puede ser una complicación de otras enfermedades como Huntington o Parkinson. También se relaciona con la Apnea del sueño. 

En los niños el bruxismo está relacionado con el crecimiento y desarrollo. Suelen dejar de bruxar antes de cambiar a sus dientes definitivos.

¿CUÁLES SON LOS SINTOMAS?

Apretar y rechinar los dientes durante la noche tan fuerte como para despertar a los compañeros de habitación; dientes desgastados, aplanados o rotos; aumento de la sensibilidad dentaria; dolor de la mandíbula y de los músculos masticatorios; dolor de oídos y de cabeza; tejidos mordidos en el interior de la mejilla y dolor facial crónico.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Lo PRIMERO que debe hacer es visitar a su dentista para que le realice un examen clínico y radiográfico de sus dientes, músculos faciales y Articulación Témporomandibular.

Tratamiento Odontológico.

Según la gravedad del caso será necesario reconstruir las piezas dentales dañadas y realizar un tratamiento odontológico para: recuperar la forma de los dientes que se han desgastado, colocar los dientes correctamente y que no se desgasten más por una mala posición, sustituir los dientes que faltan mediante prótesis fija o removible para equilibrar las fuerzas de la masticación.

Férula de descarga. Son placas de acrílico que cubren las superficies que muerden de todas las piezas dentales a la vez. Su función es proteger los dientes de mayores desgastes, reduciendo la intensidad de la sobrecarga muscular permitiendo descansar a los músculos masticadores, así como la musculatura de cabeza y cuello. 

Es recomendable la aplicación de calor local en los músculos doloridos, así como evitar comer alimentos duros y mascar chicle. 

Medicación. Se utiliza en etapas de dolor muscular agudo. Suelen recetarse relajantes musculares y analgésicos para disminuir el dolor y continuar con el tratamiento oportuno. 

Manejo del stress. Es muy importante ser consciente del hábito y controlarlo durante el día. Cualquier cosa que promueva su relajación será útil: hacer ejercicio físico, Tai-chi, Yoga, escuchar música y ejercicios de estiramiento y relajación muscular con un Fisioterapeuta.

Si las situaciones de stress y ansiedad son constantes será necesario un tratamiento psicológico para ayudarnos a gestionar mejor las tensiones psíquicas y aprender técnicas de relajación. 

En TIDENT C.I.0. podemos informarle y resolver sus dudas sin compromiso alguno.

Dra. Mª JOSÉ IGLESIAS

Directora de C.I.0. TIDENT

Deja un comentario